lunes, 12 de noviembre de 2012

nº 11 Jade

Pendientes de Jade verde y plata 925 Diseño by Ely
Collar de Jade verde, perla natural y plata 925 Diseño by Ely
Collar de Ágata de la India, Jade verde y circulo de Nacar Diseño by Ely
Pendientes de Piedra del sol, Jade verde y plata 925 Diseño by Ely




Está considerada como la piedra de la justicia. Se aconseja llevar, como amuleto, un rodado de Jade si hay que acudir a la justicia. Seguro que nos trae suerte.
 El Jade nos impulsa a razonar y nos da la posibilidad de atraer la fortuna. Es una piedra que protege a quien la lleva de sufrir daño y le aporta armonía. Se cree que atrae buena suerte y amistad. Ayuda en el parto y protege a los niños de las enfermedades.

Curiosidades: Fue y sigue siendo una piedra sagrada en China. Los altares de la tierra y de la luna estaban fabricados en jade verde, así como las estatuas de Buda. En las tumbas de china aparecen a menudo trozos de jade verde, pues se considera que esta piedra da vitalidad a los muertos. A su vez, los hombres intercambiaban imágenes de dos hombres grabadas en jade verde como señal de amistad. Si estaba tallada en forma de mariposa se regalaba para obtener el amor de la otra persona. En cambio, garbadas en forma de murciélago o cigüeña se usaba para prolongar la vida. A su vez, también en China, se usaban platos de jade verde, pues se consideraba que la energía de la piedra traspasaba a la comida antes de ser consumida.
A Lin Chuang Yen, emperador de la dinastía Ming, le regalaron un xilofón con teclas de Jade sostenidas con anillos de oro.
Los maoríes de Nueva Zelanda tallaban  en Jade la figura del dios benéfico Tiki y, después de vendarle los ojos, regalaban a sus familiares la imagen para que los protegiese de sus enemigos reales o imaginarios.
Los antiguos Mayas llevaban Jade para protegerse contra las enfermedades de riñón y los problemas vesiculares.






































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































2 comentarios:

L.P. dijo...

Ely, me encanta la originalidad de todos tus diseños, su magia y belleza.

Abrazos a miles

Dorothy dijo...

El jade es una piedra maravillosa. En China lo vendían por todas partes, de diferentes calidades. Me enamoré de una pulsera preciosa, rígida, de un verde intenso apenas sin mácula. Me enamoré de ella y se quedó en la tienda. Al cambio valía más de mil euros. Me compré algunas más baratas, pero no consigo olvidarme de ella... Allí todo el mundo lleva algo de jade. Una preciosidad los pendientes.

Besos