lunes, 19 de noviembre de 2012

nº 12 Jaspe

Pulsera de Jaspe rojo, Coral azul, Amatista, Cornalina, Perla natural y plata 925 Diseño by Ely





Collar de Ágata de la India, Jaspe y plata 925 Diseño by Ely
Pendientes Jaspe y plata 925 Diseño by Ely
Collar de Jaspe, Calcita y plata 925 Diseño by Ely


Pulsera de Jaspe, Calcita y Ojo de Tigre Diseño by Ely


 Collar de Jaspe rojo, Perla natural mini y acero Diseño by Ely



El Jaspe sustenta y da apoyo en momentos de tensión, aportando tranquilidad y plenitud. Ayuda a pensar con rapidez, potencia la capacidad de organización y permite completar los proyectos. Estimula la imaginación y transforma las ideas en acción. Comunica valor y osadía al mismo tiempo que responsabilidad. Es muy adecuado para suplir la falta de memoria y ayuda a recordar las cosas prioritarias de la vida cotidiana.
El Jaspe rojo además contribuye a resaltar la elegancia y el atractivo de las mujeres, y aunque esto pueda causar envidia, es un escudo contra los malos quereres. Durante siglos se ha creído que esta variedad de Jaspe reconforta el espíritu y consuela a los abatidos.
El Jaspe amarillo protege durante los viajes físicos. Canaliza la energía positiva haciendo que te sientas mejor.
Curiosidades: En las ceremonias de los indios americanos se utilizaba el Jaspe para atraer la lluvia.
 Los antiguos egipcios adornaban sus cinturones con piedras de Jaspe para asegurar que a su estómago no le afectase ninguna enfermedad.
Para los judíos tiene un significado importante ya que creen que fue un Jaspe rojo la primera piedra sobre la que se construyó Jerusalén.
En la Biblia se dice que Dios es como una inmensa piedra de Jaspe rojo.

















3 comentarios:

L.P. dijo...

Unos diseños preciosos y exclusivos que me encantan, Ely.

Abrazos a miles

Yashira dijo...

Como siempre muy bonitos diseños y tu información me resulta interesantísima.

Besitos Ely.

M. dijo...

Eres una artista total, renacentista. No por conocidas, tus dotes dejan de sorprenderme. Y me has dado un dato interesante, a mí que soy un enamorado (aunque suene cursi) absoluto de la lluvia.
Me voy a poner a buscar Jaspe ya ;)

Un abrazo, Elysa.